© 2023 by Andy Decker. Proudly created with WIX.COM
sepiaDIGITAL (1).jpg

BLUE BAYOU:   CONJURE

Misterio y magia en uno de los enclaves

más fascinantes de Louisiana

 

Los bayous de Louisiana

 

El término bayou  

se empezó a usar en el estado de Louisiana y se cree que procede de la palabra de la tribu choctaw «bayuk», que significa 'arroyo' o 'río pequeño'.

Otra teoría sostiene que el origen son las palabras francesas «bas lieu» (pronunciado fonéticamente como ba-li-you) que significan 'tierra baja'. Es un término geográfico que designa las masas de agua formada por antiguos brazos y meandros del río Mississippi.

 

Una banda sonora con aroma

a la América profunda y encantada;

música con la fuerza del gran río Mississipi,

la cuna del blues.

 
  • Twitter Social Icon

los lectores dicen...

...Como lector es reconfortante encontrar un libro, que no solo te ofrezca entretenimiento, sino también, aprendizaje, cultura y en especial, consciencia. #quelibroleo #judesty #bestsellers #MartaAbello #BlueBayou

"Una historia increíble que roza la realidad. La lucha por la libertad y la magia que sorprenderá." http://soleyaragones.blogspot.com/2018/10/blue-bayou-marta-abello.html … #BlueBayou #Vudú #premioliterario2018 #Amazon #LeoautorasOct

 

 

 

 

 

 

 

En “Blue Bayou: Conjure”, Marta Abelló nos traslada a un mundo que podría parecernos absolutamente lejano e incluso ajeno, pero que, por desgracia, ha llegado casi hasta nuestros días: el de la esclavitud. La novela se desarrolla en la Louisiana de la primera mitad del siglo XIX, un lugar en el que se mezclaban (y en cierto modo, aun hoy lo hace) la lucha por conservar el status de los poderosos con las ansias de libertad, las costumbres europeas (religión, lengua, educación) con las ancestrales raíces de la población negra, que van desde su lengua hasta sus propias creencias, pasando por el siempre oscuro e intrigante “vudú”. Y todo esto, en un entorno especialmente bien descrito, con una técnica narrativa con la que la autora consigue que oigamos en el salón de nuestra casa los cánticos, los sonidos que se ocultan en el “bayou”, el latir de los corazones de los oprimidos, etc.


Cada personaje se abre al lector (con sus luces y sus sombras) y se va desvelando como si de un secreto se tratase. Crecen y cambian a medida que se desarrollan los acontecimientos, haciendo que el lector quiera saber más, y llevándole a empatizar con ellos.


En esta novela, Marta nos presenta un capítulo bochornoso del pasado de nuestra especie, pero de una manera tan interesantemente narrado que es difícil no soñar con transportarse a él.


Hay muerte, hay leyenda, hay vida, hay esperanza… y todo parece encajar a la perfección mientras avanzas en la lectura. Y hay personas y personajes, y sobre todo un “bayou” que es el auténtico protagonista de la historia. Y hay una lucha entre mundos, y un choque de realidad.
En mi caso, sé que un libro me ha marcado cuando, nada más terminarlo, me pongo a hurgar en la historia y en los detalles que nos cuentan. 
Ojalá se le haga justicia.

Enrique Vidal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Reseña de Lucrecia Artalejo,

profesora emérita de la Northeastern Illinois University:

Una novela brillante sobre la historia del sur de los EEUU en el siglo XIX

Blue Bayou: Conjure, de la autora española Marta Abelló es una novela histórica sobre la analogía entre la esclavitud de la población africana en las plantaciones de Louisiana hacia el 1830 y la de la poblacion indígena un siglo antes en esa misma región. Desde el principio me sentí atraída por el tema, dada mi pasión por la narrativa de Cirilo Villaverde con su ⚘Cecilia Valdés o La Loma del Ángel⚘ y el Diario del Rancheador📜, como también por la de Alejo Carpentier con El reino de este mundo, en cuyo prólogo acuñó el término "lo real maravilloso", del cual Blue Bayou: Conjure es una nueva buena muestra, depurada de barroquismos innecesarios.

 

Con su prosa clara, sencilla, fluida y muy poética, rica en imágenes sensoriales y musicalidad, es refrescante percibir que, a diferencia de la voz narrativa carpenteriana, la voz narrativa de esta novela de Abelló nunca resulta eurocentrista, pues participa de la visión de mundo de casi todos los personajes que en mayor o menor grado creen en el poder del Vudú. La voz narrativa de Blue Bayou: Conjure parece como si se dejara hechizar, al ir hechizando al lector con la caracterización y las creencias religiosas de Marie Laveau, la Reina del Vudú de Nueva Orleans, vistas desde la perspectiva de Harriet Beaumont, la protagonista, quien cifrara en sus poderes su libertad.

¿Cómo no acordarme de la poesía afroantillana de Luis Palés Matos y Nicolás Guillén frente a la estilización del ritual de Marie Laveau?:

"Marie volteó sobre sí misma danzando con la serpiente mientras los tambores redoblaban sus repiques. Se bajó del estrado y el círculo de danzantes se amplió para dejarle paso mientras se inclinaba acariciando la arena húmeda con sus manos, sintiendo el poder que emanaba de aquella tierra bendecida por las poderosas aguas saladas del Pontchartrain, en otro tiempo llamado Agua Ancha por los indígenas Choctaw. Y sintió la sangre vertida por ellos, las lágrimas de sus tierras arrebatadas; oyó los lamentos y el cimbreo de sus "tomahawks" tratando de recuperar el hogar que el hombre blanco de lengua extraña que llegaba de los mares lejanos les había robado para acabar con sus vidas y su futuro." (Abelló, Blue Bayou: Conjure 18)

Es Blue Bayou: Conjure un paraíso para los estudios literarios, que se concentren en la intertextualidad y en los culturales, enfocados en el sincretismo de muchas de nuestras creencias religiosas. Es más, los hechos mágicorreligiosos y fantásticos se cuentan en esta novela como si fueran lo más natural del universo, al estilo del realismo mágico de Gabriel García Márquez. Además, si Isla bajo el marde Isabel Allende, me pareció un poquito larga, esta novela de Abelló me dejó con ganas de que nunca se me acabara.

Blue Bayou: Conjure  nos hace pensar en cómo hubieran resistido los esclavos el maltrato de los hacendados de las plantaciones, si no hubiera sido por su fe religiosa, sus leyendas y sobre todo por su música?¡Menos mal que algunos se iban a la plaza los domingos a disfrutar de su música y sus bailes para sentirse libres por lo menos un ratito! ¡Qué miedo para una joven esclava como Harriet, tener que enfrentar después el látigo de Jacob, su dueño, el hacendado aficionado al alcohol, odioso violador y padre de su hijo! ¡Qué tristeza para ella sentir que su propio bebé llora cuando ella lo carga, porque es otra esclava la encargada de cuidarlo! ¿Cómo no llorar ante su agonía al verse separada ya para siempre de su hijito Howie! 


Sin embargo, lo que más me ha gustado de Blue Bayou: Conjure es su tono optimista, a diferencia de la narrativa villaverdeana romántica y fatalista. En la novela de Abelló el amor siempre lleva a las personas a buen puerto y aunque tengan que buscar su libertad más allá de la frontera, es allí donde el azul rubendariano, que tanto me priva, puede convertirse en la realidad. 
¡Cómo me encanta este pasaje de la novela, que es como un aplauso a la labor de las reinas del vudú, dedicadas como Marie Laveau y Mammy Blue, a amar, ayudar y hacer justicia para que el resto de la gente sea feliz!:

"--Es el llanto del pantano triste, antaño un lago azul. Tristes aguas a donde vienen a parar todas las malas energías que las reinas del Vudú sacamos de las casas encantadas, de las almas tristes, de las almas perversas. De eso se alimentan las alimañas que viven aquí; por eso nunca entra el sol, por eso las gentes de bien sienten pavor si se acercan a este lugar.
El ciprés de tronco azulado se mostró ante ellos apartando la niebla a su alrededor, como un faro. Christophe dejó hacia el desvío del este tomando un canal estrecho repleto de densa vegetación donde la pestilencia del cieno y la putrefacción aumentaban.Los graznidos de garzas y el ulular de los búhos les acompañaron hasta llegar a una destartalada cabaña cajún." (Abelló. Blue Bayou: Conjure 216)

 

No quisiera terminar esta reseña de una novela llena de suspenso, misterio y de un excelente manejo de la ironía, que tanto me ha hecho recordar, pensar y sentir, sin apuntar que a la luz de la caracterización muy dinámica de varios de sus personajes, siempre estamos a tiempo de cambiar en aras de progresar para alcanzar nuestra libertad. Me pregunto qué estará sintiendo Edgar Allan Poe, donde quiera que esté con el gran tributo que Marta Abelló le está haciendo mediante la caracterización de Max, mi personaje favorito por ser fronterizo en múltiples sentidos. Por si acaso, me parece recomendable no acercarnos demasiado a una de esas antigüedades cuya historia desconocemos, sobre todo si se trata de un espejo.

Esta novela me ha ENCANTADO.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Reseña de Benjamín Ruíz:

La noche se abrió paso entre crujidos y muerte…


La novela comienza con una dedicatoria que indica claramente la dirección que va a tomar el texto: “A los que llevaron cadenas, a los que perdieron su nombre”.
Lo que llama la atención, desde el principio, es lo bien contextuada que está la historia (algo habitual en las novelas de la autora), con un lenguaje adecuado a su tiempo histórico, una ambientación espectacular y una documentación tan sobresaliente como acertada.


Está narrada con elegancia, con una cadencia a medio tiempo que se mantiene prácticamente hasta el final, que acelera un poco. En mi opinión, el último tercio del libro es el mejor, porque la historia toma mayor consistencia y todos los flecos se cierran bien. Se entrelazan dos líneas temporales en el siglo XVIII y XIX y las tramas convergen maravillosamente, de manera que son los hechos del pasado, los que acaban explicando los que suceden en el futuro. Al final del libro, unas notas de la autora, ponen de relieve cuánto de cierto hay en los hechos relatados.


Las descripciones de la mansión (con esos tintes góticos de las plantaciones del Sur), la vida de los esclavos al aire libre y sus cánticos, el voodoo que sobrevuela toda la narración, la venganza como leitmotiv de la historia, las leyendas africanas-haitianas, los personajes que llegan de Europa para interactuar y ser piezas clave, el olor de los beignets y la comida criolla, las relaciones señor-siervo, la amistad desinteresada, los secretos inconfesables del alma depravada, los indios chocktaw (el tercer elemento en discordia, clave en la historia), la jerga negra y su idiosincrasia, el homenaje al mayor escritor que ha paseado sus huesos por la Tierra (ese “bostoniano”) y por encima de todo ello, el “Blue Bayou”, el pantano donde los caimanes esperan sus ofrendas y los personajes se sumergen para renacer o morir, y donde la magia se mezcla con la muerte y los fantasmas. Y el Barón Samedi, Mammy Blue, Johnny el rubio y toda una suerte de personajes secundarios (en su mayoría esclavos) inolvidables que están llenos de vida y le dan a la narración un empaque insuperable. Por cierto, cómo me gustaría ver este libro convertido en película, algún día.


Todo esto es Blue Bayou y mucho, muchísimo más. Una historia de las que se quedan en la memoria del lector. Un clásico instantáneo en la obra de Marta Abelló. Mi más sincera enhorabuena. Esta es una de esas historias que yo mismo hubiera querido escribir.
Pero ni en mis mejores sueños lo hubiera hecho tan bien.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Reseña de Manuel Ostos:

Cuando ves el nombre de este libro y su portada, ya te vas haciendo una idea de lo que encontrarás en su interior, pero la verdad es que, una vez más, la realidad supera la imaginación.
La historia es dura, pero ¿cómo no iba a serlo en una época en la que había tanto sufrimiento por una parte y tanta crueldad por la otra?
Toda esta dureza, bien aderezada por un trabajo de investigación que se ve reflejado en todas y cada una de sus páginas, nos conduce hasta el año 1830. Una época en la que la esclavitud en los estados sureños de los EEUU continuaba creciendo sin control, y en la que esos hombres y mujeres eran torturados sin piedad, apartados de sus familias y tratados, incluso, casi peor que animales. Esto nos es nada nuevo, pero Marta nos muestra una visión muy real de aquellos hechos.
La trama de Blue Bayou: Conjure está perfectamente hilada, lo cual hace que nos sea sumamente fácil meternos en la historia desde un principio, y el buen desarrollo de los distintos personajes ayuda aún más.
El tormento por el que pasa Harriet, la protagonista, sumado al de muchos otros esclavos está presente en todo momento. Pero es la parte donde la magia negra, el voodoo, entra en escena cuando vemos su desesperación por obtener una merecida venganza. 
Mi recomendación para los posibles lectores es que se atrevan a adentrarse en las páginas de este libro, porque les espera una aventura que no les dejará indiferentes.

Reseña de Yolanda García: 

La primera vez que vi el título de esta novela de Marta Abelló ya captó mi atención, dos simples palabras para intuir que podía estar ante una buena historia. Me enamoré de esa zona de Estados Unidos y en concreto de New Orleans hace más de 35 años, y ese flechazo se convirtió en amor eterno e incondicional nada más poner los pies en sus calles y poder vivir en el French Quarter y que la música que emana de cada rincón, su magia, sus olores y sabores se metieran en mis venas. Gracias a Marta Abelló he podido vivir en primera persona esas mismas impresiones, solo que casi dos siglos antes, que es en el momento histórico que sitúa la acción.


Blue Bayou narra una época de la sociedad americana oscura, dura, triste y vergonzante, donde las ansias de libertad, de dignidad, el sudor y la sangre de una parte de la población que en su origen fue arrancada de otras tierras y explotada como si se tratara de ganado, chocaba con el inmovilismo y el modo de vida de la alta sociedad sureña, anclada en el pasado y en costumbres que no estaban dispuestos a cambiar. Esa realidad está estupendamente reflejada en la novela, la autora logra con una pluma ágil, contundente y precisa que el lector se involucre en un paisaje absorbente y atrayente a partes iguales, ese pantano, esa plantación sureña que se convierte en un protagonista más de la historia y que atrapa, como una tela de araña, haciendo que el lector quiera avanzar con avidez por las páginas con la necesidad de saber cuál será el destino que la autora ha decidido dar a los protagonistas.
Blue Bayou es una novela muy bien escrita, con una narración fluida, y un lenguaje rico y cuidado, adecuado al contexto histórico y adaptado de manera efectiva e inteligente a cada uno de los personajes, respetando su procedencia, su nivel, su clase social, marcando de forma clara las diferencias entre unos y otros.


La fuerza de la historia reside, sin duda, no solo en la propia fuerza de los personajes, sino también en la excelente ambientación, no solo del modo de vida en una plantación y del bayou que da título a la novela, sino de las costumbres de la época, el provincianismo y los contrastes de algunas de las ciudades emergentes del profundo sur.
En la novela se mezclan, con pulso firme y elegancia exquisita, el dolor, la rabia, la desesperación, la venganza, el miedo, sin perder en ningún momento ese atisbo de esperanza, esas ansias y esa fuerza de espíritu que se mantiene casi en todo momento en el ánimo de Harriet, la protagonista, incluso en momentos en que pensemos que puede desfallecer. La autora, sin necesidad de caer en el efectismo fácil de descripciones pormenorizadas en momentos cruciales, como pueden ser momentos en los que se produce un castigo físico a base de latigazos, consigue que sientas en tus propias carnes la rabia del sinsentido y que percibas de una forma muy cercana el fenómeno de la esclavitud, que aunque nos resulte algo muy lejano, en algunos estados tardaría todavía bastantes años en abolirse.


Con respecto a los personajes, el trabajo de composición, el desarrollo y evolución de los mismos es remarcable. Destaca por encima de todos Harriet, la esclava que sirve de hilo conductor de toda la historia y que hace que la trama avance de una forma precisa, sin evitar ningún recoveco, una mujer dura, fuerte, capaz de aguantar cualquier cosa por aquello que ama, y que, como buena madre, no es otra cosa que su hijo. Jacob, el hijo del dueño de la plantación, ese amo que personifica todos los defectos y algunas virtudes de un dueño de esclavos, que no ha conocido más vida que esa y no concibe ninguna otra, en contraposición de su hermano Maximiliam, de espíritu más libre y mentalidad algo más bohemia, interesado en las letras y que se cuestiona las consideraciones morales de una sociedad que basa su riqueza y su progreso en un sistema esclavista. Camilla, la madre, de ambos, una mujer de edad, elitista y despótica, muy bien caracterizada y a la que llegas a odiar. Mención especial merece el personaje de Marie Laveau, la reina del vudú de Nueva Orleans, quien durante sus apariciones a lo largo de la historia la autora la presenta de una forma elegante, de maneras suaves, pero una fuerza arrebatadora. La presencia de Marie Laveau se intuye incluso antes de que haga acto de presencia, y ese halo de magia y de misterio está descrito por la autora de forma magnífica.


Con respecto a uno de los personajes, un pequeño detalle que no me ha gustado, pero ojo, sé que es algo que suele agradar al lector. El tema de la redención de uno de los personajes, no diré cuál obviamente para no hacer spoiler. Para un autor no hay nada más sencillo, recurso facilón pero efectista, que lograr la redención de un personaje. Es sencillísimo, os lo aseguro, es algo que a lo largo de la historia de la literatura se hace en numerosísimas ocasiones, unas veces por agradar al lector, otras por contentar a la sociedad de la época en la que se publica la historia, en otras ocasiones tan solo es un recurso del autor para alargar una segunda parte de la historia, por poner solo un ejemplo de una de las sagas que más me han gustado en los últimos años, la conocida como Juego de Tronos, el autor redime a uno de los personajes más odiosos, Jaimie. Como os digo hacer algo así es muy sencillo, el personaje más odioso, más abyecto y despreciable puede encontrar su lugar en el corazón del lector, simplemente con un acto de amor, explicando una historia triste de su persona, de su vida que le abocaran a actuar de un modo cruel. Y ya está, por eso no me gusta, si un personaje malo, oscuro, ha llamado mi atención, me seduce, me gusta que sea así con todas las consecuencias. Ahora bien, Marta Abelló tiene la gran virtud de hacer que parezca que no es la pluma de la autora quien toma la decisión de que suceda algo así, y eso sí que es enormemente difícil. Me enfadé en ese punto, debo reconocer que solté un ¡mierda!, pero al avanzar algunas páginas más, y salvando las diferencias, recordé una frase de Nelson Mandela, que constituía parte de su filosofía de vida: “El perdón libera el alma, elimina el miedo. Por eso es una herramienta tan poderosa”, y que reflejó de forma magistral en su libro “Sin perdón no hay futuro. Siendo capaz de reunificar un país en el que el apartheid había constituido durante muchos años su sistema de vida. Así, que incluso, ese detalle que me molestó cuando leía la escena, queda más que justificado, y termino aplaudiéndolo.


Una mención aparte y, en este caso de matrícula, merece el trabajo exhaustivo de documentación de la autora. Para mí, que aprecio estos detalles y soy capaz de tirarme 3 semanas para encontrar el apellido concreto que necesita un personaje debido a su procedencia, a sus antecedentes familiares, etc. la labor de documentación es un aspecto fundamental a la hora de ponerse a escribir cualquier novela, sea contemporáneo o del género que sea, y en el caso de la novela histórica, no solo es algo necesario, sino que es fundamental. Pues en el caso de Blue Bayou, debo aplaudir y quitarme el sombrero ante el trabajo de investigación que ha realizado Marta, desde el uso de los apellidos de los protagonistas, e incluso de personajes menos principales, atendiendo a su origen indígena, sureño, europeo, ya sea francés o incluso alguno español, los nombres de las tribus indias, algunos nombres criollos, ha respetado de manera escrupulosa todos ellos. Ciudades, localizaciones, plantaciones, lugares, acontecimientos históricos que suceden en el lapso en que transcurre la novela, el fallecimiento de Jorge VI, revueltas, procesos migratorios, todo, absolutamente todo está documentado y narrado en su contexto, datos históricos y geográficos comprobables. Por poner tan solo un ejemplo, uno de los lugares que se menciona en la novela, la Place D´Armes, en la actualidad se denomina Jackson Square, y fue un lugar de ingrato recuerdo, donde se produjeron ejecuciones, la autora ha reparado incluso en esos pequeños detalles para dotar a su historia de un realismo aplastante. Destacar también, la labor de investigación en costumbres culinarias de la época, haciendo alusión a numerosos platos de la comida criolla y de la cajún. La autora cuando introduce al lector en algunas de las prácticas de vudú, y aparece la magia negra, llega a distinguir, en su afán de exhaustividad, no solo palabras o términos utilizados por los seguidores de esta religión, sino incluso algunos del vudú haitiano, ya que es el lugar de procedencia de uno de los personajes.
Como he ido diciendo, extraordinario trabajo de documentación, donde solo he encontrado un pequeño anacronismo, que he comentado en privado a la autora para que, si es de su interés, lo tome en consideración. Algo, desde luego, insignificante, que no resta en absoluto ni un ápice de mérito, a la labor ingente de documentación e investigación para la plasmación en el papel de una historia preciosa y absolutamente recomendable para todos los lectores que quieran disfrutar de una lectura atrayente, atrapante y los que quieran vivir en primera persona una parte de la historia que no nos queda, en absoluto, tan lejana.


Mi enhorabuena a la autora que, sin duda, será una de esas apuestas seguras a la hora de recomendar una buena historia. Como ya me he encargado de felicitar personalmente, tan solo decir que esta es una de esas historias que me habría encantado escribir. No podéis dejar de leerla.

Reseñas en blogs:

CAZADORA DE HISTORIAS

JUDESTY PLANET

SOLEY ARAGONÉS

LIBROS ENTRE ALGODONES

Recomendación en el canal de Soley Aragonés
Especial 10 libros otoño 2018